El rey terrorista juzgado


La siguiente noticia esta copiada literalmente de la edición de “ELPAÍS” del día 30-11-2011; es una noticia “real” (que bien me ha salido la ironía coñe….).  No ha sido manipulada y podéis realizar la comprobación pinchando en el siguiente enlace:

Un juzgado de Huelva se ha declarado incompetente para juzgar al rey Baltasar, según un auto que se ha conocido esta semana. El magistrado onubense afirma que no se puede encausar al mago de Oriente porque se trata de una persona extranjera, sobre la que no se tiene jurisdicción en España, y de la que el propio juez se considera fiel seguidor desde pequeño.

Los hechos denunciados ocurrieron durante la cabalgata de Reyes de 2010, cuando el rey Baltasar arrojó los caramelos con un excesivo ímpetu, según la mujer que denunció, y uno de ellos la golpeó. Eso le produjo una lesión ocular, por la que pidió responsabilidad al mago de Oriente. El juzgado de Huelva hace un breve auto de archivo de tres folios que no tiene desperdicio.

El magistrado reconoce que el rey Baltasar, en concurso de Melchor y Gaspar, “le han venido ofreciendo anhelados presentes cada día 6 de enero” desde que tiene uso de razón. “Considera esta parte que la persona denunciada no sea en realidad el propio rey Baltasar, sino otra, pues alguna duda puede suscitar a este respecto la denuncia cuando, tras resaltar en letra de gran tamaño y negrita que se dirige la acción penal contra el rey mago Baltasar, indica que se refiere a la persona que representa a la misma en la cabalgata del día 5 de enero”, recoge el auto del juez.

También existen dudas sobre si el juez tiene jurisdicción para instruir el caso: “Si verdaderamente fuera el rey Baltasar la persona denunciada, podríamos encontrarnos ante uno de los supuestos de inmunidad de jurisdicción que impedirían la acción de los tribunales españoles”. El juez mantiene que se debería determinar su nacionalidad, ya que existe una clara polémica de 2.000 años de duración sobre “su verdadero país de origen”. “De este modo, solo conociendo su nacionalidad, aplicando las reglas del Derecho Internacional Público, podría dilucidarse a qué jurisdicción y a qué órgano judicial, dentro de la misma, correspondería instruir”, añade el ponente.

Pero sin solventar las anteriores cuestiones, el juez entiende que la participación en determinados acontecimientos colectivos “supone el consentimiento o la aceptación de los riesgos, mayores o menores, que esa participación conlleva”. Y pone varios ejemplos: “Si una persona participa en un partido de fútbol, asume el riesgo de que otro jugador, accidentalmente le lesione; si un corredor hace la carrera en las Fiestas de San Fermín, asume voluntariamente el riesgo, real y conocido, de que el toro le alcance”. Eso es lo que se conoce en Derecho como “riesgo permitido”, lo que excluye cualquier responsabilidad penal.

“No es concebible una cabalgata de Reyes Magos sin que en la misma se arrojen caramelos a los espectadores desde cada una de las carrozas, del mismo modo que no se puede concebir una fiesta de carnaval sin disfraces. Podríamos decir que va de suyo”, añade el juez. Y aconseja a la demandante que acude a la jurisdicción contencioso-administrativa, ya que es la Administración (en este caso, el Ayuntamiento) la que organiza la cabalgata y la provee de caramelos. Por tanto, el magistrado decidió sobreseer el caso.”

Esto es ESPAÑA, país de pandereta donde hasta el más tonto “saca cacho”.

Parece ser que la noticia tubo su repercusión ya que al día siguiente de conocerse la sentencia del juzgado, el diario “ELMUNDO” publica:

“El rey Baltasar dice que se quedó ‘blanco’ al conocer la denuncia por un caramelazo

El joven senegalés que encarnó al Rey Baltasar en la cabalgata de Huelva de 2010, Mustafá Gadiaga, aún no sale de su asombro tras conocer que un juez ha archivado una denuncia presentada por una mujer por sufrir un “CARAMELAZO” en el ojo.

En declaraciones a ELMUNDO.es, Gadiaga ha reconocido, entre risas, que se quedó “blanco” al enterarse de la denuncia y que, incluso, tuvo “miedo”, ya que “soy un negro sin papeles”. “Cuando me lo dijeron pensé qué he hecho yo, y me quedé muy nervioso y sorprendido”, ha señalado, tras asegurar que su única intención fue “tirarle a los niños de Huelva un montón de caramelos, porque siempre se dice que es el rey Baltasar el que más caramelos tira”.

A este joven senegalés le gustaría conocer en persona a la mujer que le denunció para pedirle perdón “y para darle un caramelo, pero en la mano”. “Quisiera decirle que nunca fue mi intención hacerle daño y que aceptara mis disculpas”, ha apuntado.

Igualmente, Gadiaga confía en poder, algún día, darle las gracias personalmente al titular del Juzgado de Instrucción número 4 de Huelva, Javier Pérez Minaya, por haberle ‘perdonado’. “Me gustaría conocerle y darle el montón de regalos que siempre le pide al rey Baltasar”, ha bromeado.

Mustafá Gadiaga es un joven senegalés que llegó a España en patera hace ya cinco años. Se gana la vida vendiendo por las calles de Huelva pulseras y collares artesanos que hace su hermano en Senegal. Casi dos años después de encarnar al rey Baltasar, asegura que este privilegio no le ha servido para dejar la calle, pero sí para ganarse el “cariño” de los onubenses y vender algunas pulseras más cuando alguien le reconoce sin su corona”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: